Envios gratis a partir de 40 euros

Lactase Enzyme

Ver catálogo completo de suplementos de Scitec Nutrition


Las personas que carecen de esta enzima son incapaces de utilizar completamente la lactosa, pudiéndoles provocar síntomas desagradables como hinchazón o diarrea.

Las pastillas de lactasa permiten el consumo de lácteos, pues descomponen el azúcar de la leche para poder ser tolerada. (Lee más abajo)

  • 100 cápsulas por envase
  • 5000 unidades FCC de Lactasa por cápsula

Más detalles


B B

Enviar a un amigo

Lactase Enzyme

Lactase Enzyme

Las personas que carecen de esta enzima son incapaces de utilizar completamente la lactosa, pudiéndoles provocar síntomas desagradables como hinchazón o diarrea.

Las pastillas de lactasa permiten el consumo de lácteos, pues descomponen el azúcar de la leche para poder ser tolerada. (Lee más abajo)

  • 100 cápsulas por envase
  • 5000 unidades FCC de Lactasa por cápsula

Recipiente :

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

Más info

Más info

La lactasa es una enzima digestiva que descompone la lactosa de la leche y los productos lácteos en azúcares simples, glucosa y galactosa.

La lactosa, el azúcar que contiene la leche, puede provocar intolerancia y causar nauseas, dolor abdominal y diarrea.

La intolerancia a la lactosa es aquella situación en que la persona no puede digerir cantidades normales de leche, como por ejemplo un vaso.

Lactosa y lactasa: algunos conceptos que debes saber

Normalmente decimos "la leche me sienta mal". La lactosa es el azúcar de la leche. En nuestro organismo la podemos digerir y absorber por la acción de una enzima: la lactasa.

Si tenemos deficiencia de lactasa y no la podemos absorber en nuestro intestino delgado, ésta llega al intestino grueso y las bacterias del colon producen fermentaciones que nos provocarán flatulencia, hinchazón y en casos de alta cantidad de lactosa, diarrea.

A mayor edad, mayor riesgo de presentar intolerancia a la lactosa

En términos de evolución humana, el hombre nunca necesitó digerir la lactosa más allá de la época de la lactancia.

En el adulto, la condición normal era una reducción progresiva de la lactasa y de la capacidad de tolerar la lactosa. Sólo cuando el hombre comenzó a ser ganadero y a domesticar animales, empezó a consumir leche y productos lácteos.

Esta situación produjo una selección natural de individuos capaces de tolerar la leche.

Por ejemplo, en los Países Nórdicos, el 97% de la población es capaz de tolerar la leche, Esto es debido a que en estos países no hay mucho sol, no hay mucha síntesis de vitamina D que nos ayuda a absorber el calcio, por lo cual esta selección natural de individuos aumentó.

Lácteos, calcio y pastillas de lactasa

Desde el punto de vista nutricional no es recomendable eliminar el consumo de lácteos. Los lácteos nos aportan calcio, un mineral que favorece la correcta formación y mantenimiento de nuestros huesos.

Podemos intentar adaptar nuestra dieta y nuestra forma de organizar la dieta de manera que aseguremos un aporte óptimo de calcio evitando las molestias de un consumo excesivo de lactosa.

Diferentes grados de intolerancia a la lactosa

Una forma de evitar los síntomas es reducir la ración: podemos tomar 1/2 vaso de leche, 1/3... Dependerá de la tolerancia de cada individuo.

Se trata de evitar cantidades puntuales altas de lactosa en nuestro sistema intestinal.

Productos sin lactosa o productos con lactasa

La industria alimentaria ha diseñado los lácteos sin lactosa. ¿Cómo podemos estar seguros de que no nos va a causar malestar? Porque se ha eliminado la lactosa, la hemos dividido en sus dos azúcares simples: la glucosa y la galactosa. O lo que es lo mismo, se le ha añadido lactasa.

Por eso esta leche tiene un cierto sabor dulce. Los yogures tienen un contenido más bajo en lactosa debido al proceso de fermentación.

Además, las bacterias que intervienen en este proceso ayudan a digerir la lactosa.

Los quesos curados sufren un proceso de fermentación que también reduce la lactosa presente. Es importante que se lean los etiquetados de los productos preparados o pre-cocinados, puesto que en su composición pueden llevar leche sin lactosa, nata, caseína o suero lácteo u otros derivados lácteos que pueden aumentar el contenido en lactosa de este producto.

Consejos para la intolerancia a la lactosa

Si presentas gastrointestinales la toma de lácteos sigue estos consejos.

1.- Evita el autodiagnóstico.

2.- Consulta previamente a tu médico o farmacéutico antes de dejar de consumir lácteos.

3.- Lee las etiquetas para saber qué alimentos contienen lactosa y presta atención también a los medicamentos.

4.- Completa tu dieta con otros alimentos ricos en calcio, vitamina D y proteínas. En caso de tomar suplementos deportivos, te recomendamos que la proteína sea aislada, pues durante su proceso se le extraen prácticamente todos los azúcares.

Exponte al sol de manera regular, ya que favorece la absorción de la vitamina D que los lácteos nos aportan. Pregunta a tu farmacéutico por las soluciones nutricionales con lactasa, que te ayudarán a digerir la lactosa en ocasiones puntuales.

LACTASE ENZYME 100 Caps
Inf. Nutricional
Dosis1.00 Cápsulas
Dosis por envase100
Dosis diaria1.00 Cápsulas
DosisDía
Cantidad por
Lactasa 5000 FCC+
Ingredientes:Incrementador de Volumen: Celulosa Microcristalina, Gelatina Bovina, Beta-Galactosidasa Microgranulada (Tolerase® L-Lactasa), Colorante: Dióxido de Titanio
Modo de empleo: Tomar 1 cápsula junto con cada comida que contenga lactosa, incluidas las bebidas de proteína(suero, caseína, caseinato o leche).
Conservación: Mantener en un lugar fresco y seco.
Puede contener trazas: Soja, Huevo, Gluten, Pescado, Leche y productos derivados, Crustáceos, Frutos Secos(Arbolios)
Advertencias: Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. No superar la dosis diaria expresamente recomendada. No debe utilizarse como sustituto de una dieta equilibrada. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Productos similares

Productos de la misma categoría